22 dic. 2008

Fin de Año

El año se está terminando, por no decir que sólo le quedan unos días. Y respondiendo al reclamo de varios, al menos voy a escribir un post de fin de año. Además, ya son casi 9 meses desde que llegué a Japón, tal vez es hora de preguntarme que hice hasta ahora por acá.

Son las 4:30 de la tarde, estoy en mi habitación y ya es de noche. No sé si es hoy, o si fue ayer, pero en estos días se produce el día más corto del año. Es realmente una tristeza que sea de noche tan temprano, en Buenos Aires nunca estuvo ni cerca de ser de noche tan temprano (o al menos eso recuerdo). Además, el invierno recién está por empezar, me dicen que el frío que hizo hasta ahora (que es comparable a días medio fríos de Buenos Aires) no es nada comparado con lo que se viene. El invierno; el solo pensar que no puedo salir a la calle libremente sin tener que usar una pesada campera o no poder salir hacer deportes al aire libre me deprime. Lamento no poder entender a quienes prefieren el invierno antes que el verano. Sólo el saber que a partir de ahora los días van a empezar a ser más largos y tener la leve esperanza de que tal vez vea caer nieve desde mi ventana puede contrarrestar tanta amargura.

Bue, ya empecé y me puse a hablar de cualquier cosa menos de lo que quería, en fin... Para este post tenía pensado hacer una selección de fotos de mi tiempo hasta ahora por acá y hacer algunos comentarios.

Esta foto es de apenas unos días después de haber llegado a Japón (7 de Abril). Luego de la primera reunión con mi director de investigación, Ota-sensei (izquierda), fuimos a tomar y comer algo justo con uno de los alumnos de doctorado, Kenta (derecha), quién se convertiría luego en mi mejor amigo japonés. En la cena me hicieron todas las preguntas que se pueden imaginar. Habiendo sido prevenido por voces con experiencia tenía ya pensada la respuesta para varias, jajaja. En la foto estábamos brindando con nihonshu (más conocido cómo sake), que si mal no recuerdo fue la primera vez que probé esa deliciosa bebida. Me hicieron probar también el famoso natto, que extrañamente me terminó gustando. Desde que llegué a Japón, creo que ese fue el único día que usé saco y corbata. :P



Viaje a Kamakura y Enoshima, 29 de Abril. Cuando vi el típico arco rojo que está en las entradas de todos los templo shinto en Japón simplemente pensé que era mentira. Simplemente no podía creer que estaba ante uno de verdad. No sé por qué es que aún lo recuerdo, pero ante tremenda sorpresa en ese momento pensé "Lo logré! Llegué a Japón!!". Esta fue una excursión organizada por estudiantes japoneses que viven con nosotros en la residencia y que nos ayudan con los problemas que podamos tener, además de organizar este y muchos otros eventos (Resident Assistants, alias RAs; no sé si había hablado de ellos antes). Los que están en la foto somos en su mayoría recién llegados, empezando a intentar conocer Japón, muchos de ellos son ahora muy buenos amigos.

Saltamos al 18 de Julio. Esta foto es de la despedida que hicimos con los compañeros de japonés al terminar el curso. Fue un grupo de amigos maravillosos que conocí y con los cuales la pasamos muy bien. A la derecha está la profesora, de la cual no me queda duda fue la profesora más estricta que tuve; no por eso, mala profesora.

Uno de los tantos matsuri de verano que se organizan en los distintos barrios por todo Japón. Este fue el 19 Julio, en el patio de una escuela cerca de la residencia. Fue algo así bien típico y bien barrial digamos.




Sobre mi viaje por Kansai (en mi caso: Kyoto, Osaka, Nara, Kobe) que hice durante las vacaciones de verano, es decir Agosto, y del cual prometí hacer varios posts con muchas fotos y nunca hice, elegí estas 4 fotos. Arriba a la izquierda se ve el castillo de Osaka, que es en realidad un reconstrucción del original. A la derecha está el kinkakuji, cubierto de oro es uno de los templos más famosos de Kyoto. Abajo pueden ver el Daibutsu de Nara, la estatua de buda más drande de Japón, junto con una foto del edificio que lo contiene para que se den una idea del verdadero tamaño que tiene.

Y dando vuelta completamente el tema:



Sin poder dejar de mencionar mi pasión por el Anime, manga, pongo estas pocas fotos (de las muchas, muchas que saqué) sobre el Comiket, al cual fui el 17 de Agosto, al día siguiente de haber vuelto de Kansai (ya les voy a contar de la combinación que logré hacer esos 2 días). De ese día me llevo la posibilidad de haber confirmado con mis propios ojos el rumor de que "los cosplayers japoneses son muy superiores al resto del mundo", aunque debo admitir que no lo estoy demostrando con estas pocas fotos.
Debo admitir que en los últimos 2 meses bajé bastante el interés en el Anime y el Manga (¿será que el frío logró enfriar mi pasión?), no yendo para nada a Akihaba desde hace rato y perdiéndome el JumpFest este último fin de semana sólo porque no averigüé bien dónde era/cómo ir y por no levantarme temprano. Lo cual milagrosamente me recuerda que dentro de unos días es el Comiket de invierno!!! ¿Tendré tiempo/ganas de ir?

De repente acabo de darme cuenta de lo mucho hice este año y las tantas historias y fotos que les debo. No puedo en este post poner todo pero haré lo posible.


Japan Tent, un evento de intercambio cultural al que asistí sobre fines de Agosto/principio de Septiembre en la prefectura de Ishikawa. Fue una semana sin descanso de actividades de índole cultural (cultura japonesa, por supuesto). Durante ese tiempo estuve en la casa de 2 de familias japonesas que me cuidaron haciendo justicia a la fama que tiene la hospitalidad japonesa. Conocí muchísima gente con la que todavía me sigo viendo. Como todas las otras cosas se merece un post aparte.


Como no podía faltar por acá, el 16 de Octubre hubo una pequeña fiesta de Halloween en la residencia. No fue nada demasiado particular pero fue divertido. Unos días después, el 31, andaba a la noche por una calle "centríca" con unos amigos, medio olvidado de la fecha. Vimos pasar cuanto disfraz se les pueda ocurrir. Las cosas extrañas que se ven por acá todavía me siguen sorprendiendo, ya les podré contar.

Dejando ahora la cronología de lado, quisiera hablar de algunas de las personas que conocí por acá.

Midori-sensei es una las profesoras voluntarias de japonés que da clases en la residencia para los estudiantes internacionales que viven acá. Es una persona muy simpática y muy amable. Como parte de un pequeño diario semestral que sacan sobre el curso, me terminó haciendo una entrevista (todavía no sé por qué a mí). La entrevista terminó pegada en una de las carteleras de la residencia con el título de "El otaku venido de Argentina". Es el día de hoy que mis amigos no hacen más que recordármelo para reírse. jajaja. Midori es la que está en la parte de atrás de la foto, de verde.
Por supuesto que no puedo olvidarme de Maite la panameña (la que está con la cabeza agachada tratando de salir en la foto). Otra buena amiga que me ayudó y me enseñó muchas cosas. De hecho todavía sigue tratando inútilmente de hacerme cantar afinadamente en el karaoke, jajaja.

Motoko, una mujer japonesa que conocí a través de Oscar, un amigo. Siempre nos está invitando a Rafael, Oscar y a mí a la casa o a algún evento. La verdad que nos trata como si fuéramos sus hijos. Amable es una palabra que le queda más que chica. En la foto están (de izquierda a derecha) Motoko, su hija mayor, yo y un amigo de ellos con quien solemos encontrarnos.

Por ultimo, quería poner 2 fotos, con 2 de mis mejores amigos.

Marisol de Chile, compañera de la residencia, la neo-otaku negada (si lee esto me mata). Y David de Ecuador, compañero de Japonés, siempre buscando una nueva fiesta (en la foto, el de camisa blanca). Lo único que puedo decir para resumir es que nada hubiera sido lo mismo sin ellos. Estando yo bastante perdido, casi sin amigos ni conocidos, y habiendo ellos estado largo rato por acá, me hicieron contacto con mucha gente, me enseñaron muchas cosas, me ayudaron en momentos difíciles y compartimos muchos encuentros. Lamentablemente ambos se han vuelto a sus respectivos países, pero con promesa de regresar. Espero poder volver a encontrarlos por acá antes de volverme.

Sería una injusticia no decir lo mismo de Oscar y Rafael, que llegaron junto conmigo en Abril y con quien he compartido tantas cosas. Los 3 estudiamos ciencias de la computación; cuando nos juntamos los 3, nos la pasamos hablando nerdadas, jajaja.



Me atrevo a decir que he conocido más gente en estos 9 meses de la que he conocido en toda mi vida en Bs As. Tal vez es por eso que he podido conocer a esta gente tan maravillosa.

Hay algunas fotos más que quería poner, en especial algunas relacionadas con el juego del GO(que en realidad se merece varios posts aparte), pero ya es extremadamente largo.

En este momento, mis ideas para acá en adelante son principalmente 2: concentrarme en mi proyecto de investigación que no viene avanzando lo rápido que esperaba, y seguir conociendo y viajando lo más que pueda.

Por acá ya empecé con las bonenkai, es decir las reuniones de fin de año con amigos o compañeros de trabajo, y me quedan un par todavía. Además estamos organizando una fiesta de Navidad el 24 en la residencia y por supuesto la de Fin de Año. Nada me puede dejar más contento que haber podido hacer amigos con los cuales poder pasar las fiestas.

Aunque estamos lejos, no puedo dejar de desearles a todos desde el fondo de mi corazón unas Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo. No se afanen tanto, que en cuanto pueda estaré dándome una vuelta por ahí.

Hasta el año que viene!

5 oct. 2008

Taiko

Bue, para variar un poco vamos a postear algo. Aunque suelo tener tiempo, últimamente ando muy vago y no me dan ganas de postear, la verdad que lleva su tiempo. Pero no desesperen que no por eso voy a dejar de hacerlo.

Antes de pasar al tema en sí del post, les cuento un poco cómo anda mi vida. Por acá lamentablemente ya empezó el otoño y empieza a hacer un poco más de frío. Ya era hora que me tocara, por haber viajado al otro hemisferio tuve 2 veranos seguidos. Además se terminaron las vacaciones y empezaron las clases de nuevo. Está vez, a diferencia del semestre pasado, voy a tomar pocas clases de japonés. El plan original era no tomar ninguna pero por suerte mi profesor del laboratorio me dejó tomar algunas. El resto del tiempo voy a dedicarme fundamentalmente a mi investigación, cosa que hasta ahora casi no había hecho justamente por las clases de japonés.
Por otro lado, el viernes se cumplieron 6 meses desde que llegué a Japón. Según dicen, si uno "resiste" 6 meses es porque logró adaptarse. Por suerte es mi caso, y no es algo que me sorprenda. Para ser sincero, ya antes de venir sabía que iba a ser así. No me fui a un lugar del que no sabía nada, por el contrario me fui a un lugar del cual había escuchado muchas cosas y prácticamente todas resultaron ser ciertas, además de que siempre había querido venir a Japón, claro.

Pasemos al tema de hoy, taiko. El taiko son unos tambores japoneses muy tradicionales y que suelen tocarse en los festivales (matsuri). Hace unos 5 meses se me dio por ir a unas clases gratis que daban para los estudiantes extranjeros de mi residencia. Me gustó bastante y desde entonces estoy yendo a esas clases que son más o menos 1 vez por mes.
Todo esto viene a que hoy hubo un matsuri en un parque que queda cerca de la residencia y tocamos 1 canción (por llamarlo de alguna forma) junto con chicos japoneses, alumnos de la misma profesora de taiko.

Les dejo las fotos y los videos.







El sonido de los videos no salio muy bien y el primer viedo tiene un corte. Bueno, es lo que hay. Al menos se dan una idea.






Además de los típicos puestos de comida que suelen haber en los matsuri, hubo algo que me llamó la atención que fue un concurso de "espanta pájaros". Aunque la verdad que hay uno que no se si era un espata pájaros o qué; por suerte no hablaba, sino lo mataba ahí mismo.




6 ago. 2008

Monte Fuji - Día 2

Continuamos entonces con la escalada de la montaña más alta de Japón. Este es post del día 1. Acá sólo voy a poner algunas fotos, si quieren ver todas los remito nuevamente al picasa; pueden entrar con este link.

Como comentaba, después pasar la noche en un refugio en la montaña, no habiendo dormido muy bien que digamos, nos levantamos a las 4 de la mañana para ver el amanecer. Como estaba lloviendo, nos quedamos en el refugio esperando a ver si paraba de llover para poder seguir subiendo. El amanecer no pudimos verlo mucho porque esa parte del cielo estaba medio nublada. Igual sacamos lindas fotos. Cuando paró un poco la lluvia reanudamos el ascenso por grupos, como lo habíamos hecho el día anterior. Algunos en vez de seguir decidieron volverse porque no se sentían muy bien por la altura, pero la mayoría seguimos adelante.

Esta segunda parte fue mucho más difícil porque cerca de la cima es mucho más empinado y hay todavía menos oxígeno. En particular, los últimos 200m (de altura) antes de la cima cuestan mucho; parábamos cada 10 minutos a descansar. En algún momento se rearmaron los equipos para que los que iban a la misma velocidad fueran todos juntos, así en conjunto íbamos más rápido porque de esta forma no se pasaban entre sí los equipos. En el camino empezó y paró de llover muchas veces. Era medio molesto sacarse y ponerse el piloto a cada rato. El sol estaba muy fuerte, incluso con protector solar me terminé quemando bastante.

En fin, después de como 6 horas de subir y subir llegamos por fin a la cima. El monolito junto al que estoy sentado en la foto es el símbolo de haber llegado hasta la cima. Me sorprendió mucho (o no tanto después de pensarlo un momento) que estaba lleno de puestos que vendían de todo. O sea, durante el camino había un puestito cada 200m de altura, que decían que llevar las cosas hasta ahí costaba mucho, que estaban muy caras, etc, etc. Pero cuando llegamos a la cima estaba lleno! Como es la cosa?

En la cima hay un cráter, de cuando el monte era un volcán. Los que teníamos ganas dimos toda la vuelta al cráter. Como es verano casi no había nieve, sólo había un poquito dentro del cráter. Dando la vuelta llegamos al que sería el punto más algo del monte (la estructura de metal que se ve en la foto al fondo). Aunque estaba cerrado con algunas cadenas porque estaba rota la escalera y no se suponía que uno debía subir hasta la pequeña plataforma que era la más alta de todas, no pude evitar pegar algunos saltos y subir hasta arriba arriba de todo, jeje. Aunque fue sólo por un momento, fui el hombre más alto en Japón. Waaaajajajajaja.

Como en Japón uno siempre encuentra lo que necesita al alcance de la mano, no podían estar tranquilos si no ponían una oficina postal en la cima de su montaña más alta. Sí, sí, leyeron bien. Hay un buzón de correo en la cima del monte Fuji!! Y por supuesto que si uno deposita en el mismo una postal o una carta llega perfectamente a destino.

Después de estar como 2 horas dando vueltas por ahí arriba nos preparamos y emprendimos el descenso. Si bien es mucho más fácil que la subida, si se baja rápido uno se lastima mucho las rodillas. La bajada fue un poco más caótica en cuando a que no bajamos tan divididos en grupos; algunos casi que bajaron por su cuenta. A otros le dolían bastante los pies y bajaron muy lentamente. Hubo casi 2 horas de diferencia entre los que llegaron primero y los que llegaron últimos. Los primeros habrán tardado como 4 horas en bajar. Muchas veces al mirar hacia abajo por la montaña, uno veía como el camino en zigzag continuaba y continuaba y no se veía donde terminaba, como si fuera infinito (es lo que se ve en la foto). Lo peor es que durante la bajada nos agarró una lluvia bastante fuerte. Yo al menos me empapé bastante. Por suerte tenía ropa seca para cambiarme.

En el camino de vuelta en el micro hubo mucho tránsito y tardamos como 4 horas en llegar de vuelta a la residencia. Sumado a que nos retrasamos en bajar, llegamos retarde, como a las 8 de la noche. Cuando llegué, super cansado como estaba, me duché, terminé de preparar mis cosas para el viaje a Osaka y salí corriendo a tomar el micro. Llegué 5 minutos antes de que saliera. Por suerte un amigo me ayudó sino no llegaba ni de casualidad. El micro viajó toda la noche y llegué a Osaka como a las 7 de la mañana.

Bueno, hasta acá llegamos por hoy. Ya les contaré de mi viaje por Osaka y alrededores. Ahora me tengo que ir a seguir recorriendo y sacando muchas fotos. Bai bai!

Monte Fuji - Día 1

Cómo había comentado que estaba planeado, el lunes y el martes fue la excursión al Monte Fuji. Cómo saqué bastantes fotos, me pareció mejor subirlas a picasa y poner acá en el blog sólo algunas para poder ir contando. Si quieren ver todas las fotos este es el link para las del primer día.

Antes de contar nada, esto lo estoy escribiendo desde Osaka!! Ayer cuando volví de la excursión terminé de preparar las cosas y me vine en un bus nocturno que había reservado. Hoy no hice demasiado en Osaka, me tomé el día para descarsar de la excursión y del viaje hasta acá.

Bueno hasta acá había escrito el otro día, pero no tuve más tiempo. Pasaron 4 días ya desde que ando por Osaka y alrededores, pero eso será tema de otro post.


Ahora sí, pasamos a la excursión. El lunes a las 10:00 de la mañana nos reunimos todos y nos preparamos para salir. Por algunos retrasos partimos a eso de las 12:00, divididos en 2 micros. Viaje de 3hs mediante, los micros nos llevaron hasta lo que se llama la "5ta estación" (gogome) del Monte Fuji, que está a unos 2300m de altura (el monte en total tiene 3716m). Desde ahí es donde empieza a tener pendiente un poco más pronunciada, y por eso todo el mundo empieza a escalar desde ahí (o tal vez sea porque ahí están todos los comercios que venden provisiones?). Cuando llegamos nos dividimos en varios equipos porque eramos muchos (la foto es del equipo con el que subí) y empezamos la subida.

Al principio era una simple caminata, pero a medida que se va subiendo el oxígeno es más escaso y cuesta cada vez más. El tiempo no fue muy bueno. Tuvimos lluvia buena parte del camino. Como se imaginaran no podíamos estar escalando con paraguas, pero con unos pilotos que llevamos no tuvimos demasiado problema. Luego de como 3 horas de subir y subir llegamos a la 7ma estación a eso de 8 de la noche. Ahí nos estaban esperando en un refugio que habíamos reservado previamente. Cenamos ahí (yo me comí un rico arroz con curry) y nos fuimos a dormir temprano. Yo, como la mayoría, no pude dormir casi nada. Estábamos en unos especies de "estantes", pegados unos al lado de otros. Además, hizo frío, después calor, la gente en las mesas se quedó haciendo ruido hasta tarde, etc. Creo que habré dormido 1 hora como mucho.

Antes de irnos a dormir, algunos nos quedamos mirando la tormenta eléctrica que había afuera. Pudimos ver unos rayos muy buenos. Con un poco de paciencia pude tomar esto con la cámara.



3 ago. 2008

Hanabi río Sumida - 26 de Julio

El río Sumida queda en una zona que se llama Asakusa, que en sí es parte de Tokyo, así que no es tan lejos. En ese lugar hay un templo muy famoso que llama Senso-ji que no pude visitar por falta de tiempo. En esta oportunidad fui con unos amigos de la residencia. Aparentemente sigo sin aprender la lección porque de nuevo fui tarde y esta vez nos costó muchisimo encontrar un lugar.
Según me dijeron este es el hanabi más concurrido del verano. No sé si será cierto, pero que había muchísima gente es seguro. En este hanabi los fuegos artificiales salen desde 2 lugares distintos. Supongo que será para que la gente se distribuya más y no se amontonen todos en el mismo lugar.




Estas son las caritas felices de las que les hablana en el otro post. jajaja



Después del hanabi nos quedamos un rato dando vueltas por los puesto de comida, para que la gente se vaya yendo y no estén tan congestionadas las estaciones. Me comí un pescado asado que venía clavado en un palito. En ese momento me vino a la memoria la imagen de algún personaje de anime comiendo el pesado así, jeje. En otras palabras, algo típico japonés. Estaba muy bueno la verdad.